Neutrófilos

El neutrófilo es el leucocito más abundante en la sangre periférica del adulto, de 54 a 62%. Al nacer la concentración de neutrófilos es de cerca de 60%, este nivel desciende a 30% hacia los 4 a 6 meses de edad. Después de los cuatro años de vida, la concentración de neutrófilos aumenta de  manera gradual. la mayor parte de los neutrófilos de la sangre periférica son formas segmentadas maduras, sin embargo en muestras  normales pueden verse unas cuantas formas no segmentadas (en bandas). una buena parte de las variaciones en el recuento total de leucocitos se debe a aumento o disminución en los neutrófilos.

Los neutrófilos normalmente se producen en la médula ósea , en donde maduran, entra ala sangre solo para una breve permanencia, y luego se desplazan hacia varios tejidos y cavidades del cuerpo. El numero total de neutrófilos en la médula osea excede ampliamente al numero de neutrófilos en la sangre.

Su principal función es fagocitar y destruir a bacterias y participar en el inicio del proceso inflamatorio.

La maduración de un neutrófilo

El neutrófilo se origina a partir de la célula progenitora UFC-GEMM. Dicha célula es estimulada para diferenciarse hacia la célula UFC-GM por los factores de crecimiento FEC-GM. Los factores FEG-GM,IL-3 y FCE-G promueven de manera selectiva la proliferación, diferenciación y maduración de los neutrófilos a partir de la UFC-GM.

El neutrófilo pasa por seis etapas morfológicamente identificables en el proceso de maduración desde la célula progenitora unipotencial hasta el neutrofilo segmentado funcional: 1 mieloblasto, 2 promielocito, 3 mielocito, 4 metamielocito, 5 granulocito en banda o no segmentado y 6 granulocito segmentado o neutrófilo polimorfonuclear (PMN).

Durante este proceso de maduración hay un obvio cambio progresivo en el núcleo.  Los nucléolos desaparecen, la cromatina se condesa y la masa, una vez redondeada, presenta muecas y al acabo de tiempo se segmenta. Estos cambios nucleares suelen acompañarse de alteraciones citoplásmicas características.  El citoplasma basófilo agranular y escaso, de la etapa más temprana se sustituye de manera gradual por un citoplasma granular abundante, el cual se tiñe de color rosado en la etapa madura diferenciada.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores

%d personas les gusta esto: